¿Cuál es la diferencia entre reserva y enganche?

Cuando comienzas la búsqueda de una casa o apartamento seguramente encontrarás algunos conceptos de la industria con los que tendrás que familiarizarte para tomar la mejor decisión.

En este artículo te explicaremos la diferencia entre reserva y enganche.

En el primer caso, la reserva se refiere a una suma de dinero entregada de manera anticipada a la inmobiliaria para apartar la casa o el departamento. La reserva se realiza con el fin de retirar del mercado el inmueble, esta depende de las variables del mercado. Los detalles de la compra-venta del inmueble se ultiman en el contrato. Algunos proyectos presentan una demanda alta de interesados y estas reservas ayudan a segmentar de mejor manera a quienes estén realmente convencidos de adquirir una propiedad.

¿Este dinero se abona al total del precio?

Este es una pregunta que debes dejar muy en claro con los directores del proyecto. En la mayoría de los casos la suma de dinero que das en reserva SÍ se abona al total final del inmueble, son escasos los casos en que no sucede de esta manera, por eso es imperante que lo preguntes antes de dar este pago.

¿Cuánto dinero se da en la reserva?

El monto es definido por cada proyecto pero, por lo general, son de cinco mil a diez mil quetzales. Puede variar según el costo total de la vivienda.

Nota: Según el sitio AdvocateDaily uno de los puntos que debes revisar antes de firmar y dar el dinero de la reserva es preguntar qué sucede con esta suma si en caso no se concreta el trato con la inmobiliaria. Debido a  que una reserva no es lo mismo que un enganche, hay un procedimiento legal diferente para cada caso.

Ahora, si hablamos de enganche, nos referimos a un pago inicial del precio total de la casa o el departamento. Cuando se efectúa este pago, ya es un hecho que el comprador, en este caso tú, ha evaluado y aceptado los términos de la inmobiliaria. De aquí en adelante ya no hay vuelta atrás, cosa que sí podría ocurrir con la reserva.

En algunas ocasiones los proyectos ofrecen opciones de financiamiento del enganche, de esta manera puedes comenzar a pagar tu casa sin necesidad de ahorrar todo ese dinero. Esto es importante porque las cuotas mensuales decrecen a medida que se paga más de enganche. Y te permite empezar con el proceso de compra ¡en cuanto elijas tu vivienda!

Según Julian Kagan de Investiopedia, si tienes ahorrada cierta cantidad de dinero y no quieres esperar hasta reunir el total del enganche para comprar, podrías buscar un inmueble que ofrezca el enganche financiado y sumarle a esto tus ahorros. Así reducirás la cuota mensual y los intereses totales de la compra.

Te recomendamos que te informes con los distintos desarrolladores de proyectos en el país y busques la que consideres tu mejor opción antes de tomar una decisión.

Deja un comentario